Nomenclatura de compuestos aromáticos polisustituídos

Con este nombre se conocen los derivados aromáticos en los cual se han remplazado 3 o más hidrógenos por otros grupo o átomos.

De fórmula a nombre

En estos casos es necesario numerar el anillo bajo las siguiente reglas.

  • El número 1 corresponde al radical con menor orden alfabético.
  • La numeración debe continuarse hacia donde este el radical más cercano para obtener la serie de números más pequeña posible. Si hay dos radicales a la misma distancia, se selecciona el de menor orden alfabético; si son iguales se toma el siguiente radical más cercano.
  • Todos los átomos de carbono deben numerarse, no solo los que tengan sustituyente.
  • Al escribir el nombre se ponen los radicales en orden alfabético terminando con la palabra benceno.
  • Como en los compuestos alifáticos, utilizamos comas para separar números y guiones para separar números y palabras.

Ejemplos:

El número 1 corresponde al bromo que es el radical de menor orden alfabético. Se numera hacia la derecha porque en ese sentido quedan los números más pequeños posibles .

1-bromo-3-etil-4-metilbenceno

El radical de menor orden alfabético es el hidroxi, pero a la misma distancia haya dos radicales, por tanto elegimos el nitro que es el de menor orden alfabético y continuamos la numeración en ese sentido.

1-hidroxi-2-nitro-6-n-propilbenceno

El radical de menor orden alfabético es el sec-butil (recuerde que se alfabetiza por la “b”). Iniciamos ahí la numeración y la continuamos hacia el cloro que es el radical más cercano.

1-sec-butil-2-cloro-4-nitrobenceno

El número 1 coresponde al radical de menor orden alfabético, que es el n-butil. La numeración se continúa hacia la derecha porque el sec-butil tiene menor orden que el ter-butil y ambos están a la misma distancia del número 1.

1-n-butil-2-sec-butil-6-ter-butilbenceno

El número 1 corresponde al amino que es el de menor orden alfabético. A la misma distancia hay un radical isopropil y un radical nitro. Numeramos hacia el isopropil porque tiene menor orden alfabético que el radical nitro. Nombramos en orden alfabético separando las palabras de los números con un guión.

1-amino-4-hidroxi-3-isopropil-
5-nitrobenceno

 

 

1,4-dimetil-2-n-propilbenceno

Dibujamos el anillo y lo numeramos. El número 1 se puede colocar en cualquier posición, y por acuerdo numeramos en el sentido de las manecillas del reloj. Podría numerarse en sentido contrario, por eso establecemos que es por acuerdo, no es una regla. Colocamos los radicales en las posiciones indicadas por los números.

1-amino-3-hidroxi-4-nitrobenceno

 

No olvide que el anillo hexagonal del benceno tiene 3 dobles enlaces alternados. Iniciamos la numeración en el carbono de nuestra elección, hacia la derecha y colocamos los radicales.

1-sec-buti-5-ter-butil-2-clorobenceno

1-etil-3-isopropil-4-yodobenceno

 

 

 1-etil-3-isopropil-4-yodobenceno

 1-amino-2-bromo-6-isobutil-3-nitrobenceno

Equilibrio de formación de complejos

Supongames un metal, M, en concentración inicial CMo, que forma dos complejos sucesivos con un ligando, L, en concentración inicial CLo. Para simplificar la notación, no consideraremos las cargas. Los equilibrios a tener en cuenta serán:

M + L    < = >    ML
 

M + 2 L    < = >    ML2
y las especies M, L, ML y ML2.

Tendrémos cuatro incognitas y necesitaremos cuatro ecuaciones, estas serán las dos constantes de formación y los balances de masas del metal y del ligando:

(1)                                         CMo = [M] + [ML] + [ML2]
(2)                                         CLo = [L] + [ML] + 2 [ML2]

En los problemas de formación de complejos en los que no intervenga ni [H+], ni [OH], no es necesario recurrir al balance de cargas.Para resolver el sistema de ecuaciones del ejemplo anterior, lo reduciremos a una sola ecuación en función de la concentración de ligando libre [L]. A partir de las constantes de equilibrio:

(3)                                         [ML] = ß1 [M] [L]
(4)                                         [ML2] = ß2 [M] [L]2

y del balance de masas del metal:

(5)                                         CMo = [M] + ß1 [M] [L] + ß2 [M] [L]2

por lo que:

(6)                                         [M] = CMo / (1 + ß1 [L] + ß2 [L]2)

Finalmente en el balance de masas del ligando:

ß1 [L] + 2 ß2 [L]2
(7)                                         CLo = [L] +   —————————-   CMo
1 + ß1 [L] + ß2 [L]2

En este caso la unica simplificación que puede realizarse es suponer que sólo dos especies predominan. Si esta suposición no fuese correcta, debería recurrirse al cálculo numérico. En principio, si los complejos son lo suficientemente fuertes, las especies que predominaran vendrán dadas por el cociente CLo / CMo. Veamos un ejemplo.
Problema.- Determinar la concentración de todas las especies en una disolución de Hg2+ 0,001 M y Br 0,0023 M.

Como CLo / CMo = 2,3, habrá suficiente ligando para formar el complejo ML2 y sobrará, por lo que consideraremos que predominan los complejos ML2 y ML3. Así, en este caso, la ecuación (7) quedará:

2 ß2 [L]2 + 3 ß3 [L]3
CLo = [L] +   ——————————   CMo
ß2 [L]2 + ß3 [L]3

que dividiendo el numerador y el denominador por ß2 [L]2 quedará:

2 + 3 K3 [L]
CLo = [L] +   ——————-   CMo
1 + K3 [L]

Sustituyendo los valores de las concentraciones iniciales y de K3, y operando tendremos:

105,7 [L]2 + 1351 [L] – 0,3 = 0
Resolviendo la ecuación de segundo grado tendremos: [L] = 2,063 10-4 M, y apartir de este valor, [M] = 2,28 10-14 M; [ML] = 1,2 10-8 M; [ML2] = 9,1 10-4 M; [ML3] = 9,1 10-5 M; [ML4] = 5,7 10-7 M. Resultados que confirman el predominio de las especies ML2 y ML3.

 

Galaxias

Las galaxias son inmensas agrupaciones de gas, con nubes de gas en movimiento y polvo cósmico. Pueden tener diferentes tamaños y las formas mas variadas, y se ubican en el espacio formando grupos y cadenas, separadas por espacios vacíos. Desde la Tierra sólo podemos observar tres galaxias: la Vía Láctea, la galaxia de Andrómeda y la galaxia Triángulo. Pero, con sus modernos telescopios, los astrónomos puede ver muchísimas más.

ALQUINOS

 

ALQUINOS

Se caracterizan por tener enlaces triples. El carbono del enlace triple se enlaza mediante una hibridación sp que da lugar a dos enlaces simples sigma formando 180 grados y dos enlaces pi. El deslocalización de la carga en el triple enlace produce que los hidrógenos unidos a el tengan un carácter ácido y puedan dar lugar a alquiluros. El alquino más característico es el acetileno HCCH, arde con una llama muy caliente ( 2800 oC) debido a que produce menos agua que absorbe menos calor.
Sus propiedades físicas y químicas son similares a las de los alquenos. Las reacciones más características son las de adición.

Nomenclatura
1.- Se consideran como dobles enlaces al elegir la cadena principal.
2.- Se numera dando preferencia a los dobles enlaces.

 

Factores que influyen en la diversidad

Los factores que influyen en la diversidad de la naturaleza, y cuyos umbrales son decisivos para establecer el equilibrio ecológico son: el suelo, el clima y la asociación entre especies, o biocenosis.

El suelo

El suelo procede de la interacción de dos mundos diferentes, la litosfera y la atmósfera, y biosfera. El suelo resulta de la descomposición de la roca madre, por factores climáticos y la acción de los seres vivos. Esto implica que el suelo tiene una fracción mineral y otra biológica. Es esta condición de compuesto organomineral lo que le permite ser el sustento de multitud de especies vegetales y animales.

La descomposición de la roca madre puede hacerse por disgregación, o factores físicos y mecánicos, o por alteración, o descomposición química. En este proceso se forman unos elementos muy pequeños que conforman el suelo, los coloides y los iones. Dependiendo del porcentaje de coloides e iones, y de su origen, el suelo tendrá unas determinadas características.

La materia orgánica procede, fundamentalmente, de la vegetación que coloniza la roca madre. La descomposición de estos aportes forma el humus bruto. A estos restos orgánicos vegetales se añaden los procedentes de la descomposición de los aportes de la fauna, aunque en el porcentaje total de estos son de menor importancia.

La descomposición de la materia orgánica aporta al suelo diferentes minerales y gases: amoniaco, nitratos, fosfatos, etc.; en su mayoría con un pH ácido. Estos son elementos esenciales para el metabolismo de los seres vivos y conforman la reserva trófica del suelo para las plantas, además de garantizar su estabilidad.

El suelo se clasificar según su textura: fina o gruesa, y por su estructura: floculada, agregada o dispersa, lo que define su porosidad que permite una mayor o menor circulación del agua, y por lo tanto la existencia de especies vegetales que necesitan concentraciones más o menos elevadas de agua o de gases. El suelo también se puede clasificar por sus características químicas, por su poder de absorción de coloides y por su grado de acidez (pH), que permite la existencia de una vegetación más o menos necesitada de ciertos compuestos. Esta vegetación puede ser acidófila, halófila, etc.

En el suelo se distinguen tres horizontes:

El horizonte A en el que se encuentran los elementos orgánicos, finos o gruesos, y solubles, que han de ser lixiviados.

El horizonte B en el que se encuentran los materiales procedentes del horizonte A. Aquí se acumulan los coloides provenientes de la lixiviación del horizonte A. Tiene una mayor fracción mineral.

El horizonte C es la zona de contacto entre el suelo y la roca madre. La región en la que la roca madre se disgrega.

VITILIGO

El vitíligo es un desorden pigmentario adquirido de etiología desconocida, debido a múltiples factores causales que conducen a la destrucción de los melanocitos, ocasionando máculas despigmentadas, distribuidas en forma bilateral y simétrica, asintomáticas. Aunque la causa del vitíligo es desconocida, varias hipótesis se han propuesto, tales como la autoinmune, neural autocitotóxica y bioquímica. Se ha propuesto también una teoría unitaria que propone que el vitíligo se origina como una sucesión de fenómenos a partir de un factor precipitante sobre un individuo predispuesto genéticamente.

Las alteraciones estéticas causadas por las lesiones de vitíligo ocasionan dificultades sociales y psicológicas para las personas afectadas, haciendo imprescindible la elección de una terapéutica adecuada, de acuerdo a la edad, estado de actividad, localización; y extensión de la enfermedad. El tratamiento del vitíligo supone a menudo un desafío terapéutico; múltiples alternativas terapéuticas se han propuesto que se supone son efectivas en el vitíligo.

Describiremos en este artículo la patogénesis, las variedades clínicas, los hallazgos histopatológicos y las diferentes modalidades de tratamiento disponibles actualmente.

Psoriasis en el cuero cabelludo

La afectación del cuero cabelludo es muy frecuente. Puede acompañar cualquier forma de psoriasis, incluso puede ser la forma de inicio o la única localización de la enfermedad. Se presenta en forma de descamación seca muy adherida (caspa gruesa) sobre una zona roja del cuero cabelludo.

A veces, hay sólo una mínima descamación y otras veces escamas blancas gruesas adheridas cubriendo todo el cuero cabelludo. En ocasiones, las lesiones de la psoriasis se extienden hacia la frente, la nuca o detrás de las orejas.

La psoriasis en el cuero cabelludo suele producir mucho picor, y las escamas que se desprenden se ven en la ropa como «caspa» blanquecina. La psoriasis por sí sola no produce la caída del cabello ni alopecia (disminución de la densidad del pelo).

Sin embargo, cuando las escamas son muy gruesas, atrapan el pelo, que se puede arrancar al intentar desprenderlas. También se puede dañar temporalmente cuando se usan cremas o lociones con ácido salicílico para ablandar las escamas.

De todas formas, si el pelo se daña o se cae, cuando la psoriasis esté controlada, se recuperará espontáneamente la cantidad perdida. Este tipo de psoriasis puede confundirse con la dermatitis seborreica.

« Older Entries