Categorias

CARACTERÍSTICAS QUE DEBE SATISFACER EL AGUA POTABLE PARA CONSUMO HUMANO

Las aguas naturales generalmente se dividen en potables y no potables, desde el momento en que las células, las plantas, el cuerpo humano, etc. , contiene agua como primordial constituyente, cabe pensar entonces que es esencial en la vida vegetal y animal, para que el agua sea potable debe reunir los siguientes requisitos sanitarios:

a) Ser fresca y limpia
b) No tener ni olor ni sabor más que el peculiar.
c) No contener materia orgánica ni en suspensión ni en disolución.
d) No contener microorganismos patógenos, y de los no patógenos solo un límite reducido y determinado, 50 colonias por litro.
e) Facilitar el cocimiento de las legumbres y no precipitar el jabón en grumos.
f) Contener determinada proporción de gases disueltos como el oxigeno y otros.
g) Contener en disolución sales en una proporción que no exceda de 0.25 g/l, las más importantes son; NaCl, KCl, MgCl2, Na2 SO4, y sales de Fe y Ca.

Las aguas no potables pueden dividirse en: tóxicas, termales, minerales e industriales. Las primeras son aquellas que contienen en solución o en suspensión sustancias tóxicas que pueden acarrear trastornos graves a la salud. Las llamadas aguas industriales pueden contener sales en mayor proporción que las potables con ciertas limitaciones, y están destinadas a ser aprovechadas en las diferentes actividades de la industria como transporte, fuerza, alimentación de calderas, textiles, papel minas, porcelana, riego, etc. Estas aguas no deben tener exceso de sales disueltas ya que entonces perjudicarían a las industrias que las utilicen.

Las aguas naturales siempre contienen materias extrañas en solución y en suspensión en proporciones muy variables. Estas sustancias pueden modificar considerablemente las propiedades, efectos y usos del agua.

El exceso de carbonatos y bicarbonatos de calcio y magnesio produce incrustaciones en tuberías. Causa dureza en el agua que, entre otros inconvenientes, obliga el consumo elevado de jabón y provoca problemas de incrustación en equipos industriales que la usan. El exceso de sales (cloruros y sulfatos) produce sabor desagradable y limita su uso. Sin embargo, hay poblaciones que consumen agua con 2000 mg/l, que actuarían como laxante en personas no acostumbradas a ingerir tales cantidades. El fierro colorea el agua, le da un sabor desagradable y se incrusta en las tuberías. Los nitratos, arriba de 50 mg/l, pueden producir alteraciones en la sangre en niños de corta edad. Los fluoruros arriba de 1.5 mg/l, suelen provocar la aparición de manchas oscuras, y su ausencia predispone a la picadura de los dientes. Substancias como el plomo, el arsénico, o el cromo, pueden ser tóxicas.

La turbiedad es objetable por su apariencia y también por que las sustancias que la producen crean problema en el lavado de ropa, en la fabricación de hielo y de refrescos o en otros usos. Así también sabemos que las aguas que contienen bacterias patógenas producen enfermedades.

La dirección de Ingeniería Sanitaria de la Secretaria de Salubridad y Asistencia (S.S.A) de México, en su reglamento federal sobre obras de provisión de agua potable, dice: “se considera agua potable toda aquella cuya ingestión no cause efectos nocivos a la salud “. Por estas razones la S.S.A. ha fijado las cantidades máximas aceptables de las substancias y características físicas que puede contener el agua para ser considerada potable.

Comments are closed.